Así lo informó la Policía de Jamundí, Valle del Cauca, que desarticuló la guachafita en una finca del corregimiento de Potrerito, en ese municipio. 

Acudimos al lugar de los hechos con la Policía, tránsito, personal del gabinete, la defensa civil y los bomberos. En el lugar encontramos una cantidad significativa de autos, por lo que podemos decir que se trató de una reunión clandestina que estaba programada desde hace tiempo”, detalló a W Radio Andrés Felipe Sandoval, secretario de Salud de Jamundí.

Las autoridades que llegaron hasta la zona pensaron que se trataba de una pequeña reunión familiar, pero se llevaron una fea sorpresa cuando vieron a medio centenar de personas en la guachafita, añadió esa emisora. 

Cuando llegamos al lugar encontramos bebidas alcohólicas, consumo de drogas estupefacientes y una gran cantidad de bebidas hidratantes y energéticas en el sitio”, agregó el funcionario, en diálogo con La FM. 

La Policía no solamente multó a los asistentes a la fiesta, sino que también incautó el licor, los estupefacientes y hasta el equipo de sonido con parlantes que estaba siendo usado, apuntó esa frecuencia radial. 

Ciertamente, la situación no está para esas actitudes irresponsables. De acuerdo con W Radio, ese municipio del Valle del Cauca registra 912 contagios de coronavirus. 

Entre tanto, el más reciente informe del Ministerio de Salud (17 de agosto), señala que ese departamento cuenta con 37.938 de los 476.660 casos confirmados de COVID-19 en el país.