El ministro de Salud, Fernando Ruiz, reconoció que en algunos casos los retrasos se deben a dificultades para llegar a algunos sitios para aplicar vacunas, pero señaló que esto no debe  retrasar a departamentos que sí pueden avanzar más rápido en la aplicación.

En ese sentido, la resolución 360 del 2021 indica que a “aquellos departamentos que estén por debajo de una media de 50,7 % de ejecución de vacunas no se les entregarán más vacunas“, señaló el funcionario.

La proporción corresponde al número de vacunas entregadas frente al número de vacunas aplicadas, según había explicado el director de Promoción y Prevención del ministerio, Gerson Bermont, más temprano.

A aquellos territorios que aún tengan vacunas en sus neveras no les vamos a enviar porque los complicamos en el agendamiento”, señaló Bermont.

Esas dosis, en cambio, se les destinarán a los departamentos que avanzan más rápido en la aplicación, agregó Ruiz.

Aunque la regla comenzará a regir para el contingente actual de vacunas, el mismo razonamiento aplicará para futuras distribuciones, por lo que los departamentos atrasados podrán ponerse al día para recibir más dosis, mientras que los que están al día no podrán dormirse para no interrumpir su suministro.

Así habló el ministro Ruiz al respecto: