El expresidente lo hizo a través de Facebook (no ha empleado Twitter desde el pasado 21 de noviembre, cuando fue sancionado por esa red social), en donde se ve por qué el integrante del escuadrón antidisturbios tiene una reacción tan violenta.

Sin embargo, el senador borró el video que había subido a esa red social, pese a lo cual, algunos usuarios alcanzaron a rescatarlo, como se muestra al final de esta nota.

Hasta ahora se conocía el video que mostraba el momento exacto de la patada que noqueó a la mujer, y que causó indignación entre los manifestantes, los partidarios de las protestas y los defensores de los derechos y libertades ciudadanas.

No era para menos. Las imágenes daban la idea de que, de un momento a otro, sin más ni más, el miembro de Esmad había golpeado a una inerme mujer.

Sin embargo, el video que difundió Uribe y que después eliminó muestra otra cosa: antes de recibir la fuerte patada que la arrojó al piso, la mujer golpea al uniformado cuando este, junto a otros dos compañeros, intenta controlar a otra persona.

Claro que para magnificar el hecho, el expresidente usa el recurso retórico de la repetición de imágenes, y entre una y otra va incluyendo textos reprensivos y en mayúscula sostenida.

“¿Cómo fue la patada de la chica de rojo?”, escribe Uribe en el comienzo de su video, en letras blancas sobre fondo negro. Y ahí siguen las imágenes que no se conocían: la mujer golpeando al uniformado. “Ella le pega al SMAD… pensando que no le pasaría nada…”, sigue Uribe, suprimiéndole la ‘E’ inicial del nombre de ese escuadrón.

“Pero lastimosamente la vida tiene restricciones”, agrega después de otras repeticiones de la misma escena. Y en letras más grandes, siempre en mayúscula: “Al SMAD no se le debe pegar… porque pueden ocurrir cosas desagradables”.

“La patada es legítima”, afirma, y agrega en su tono de sermón: “Reflexionen, la vida tiene consecuencias”.

Este es el video que el expresidente borro de su Facebook, pero que fue rescatado por otros usuarios: