El expresidente Álvaro Uribe escribió en su Twitter que la esposa del presidente Iván Duque era una “mujer trabajadora, austera” y justificó el uso del avión presidencial para fines personales: “Con su hija, todavía pequeña, tiene que usar el avión presidencial, incluso por razones de seguridad”.

Al final de la publicación, el expresidente escribió una oración que muchos, incluido el diario El Tiempo, entendieron como una pulla para el exjefe de Estado Juan Manuel Santos.

“El rey del derroche sigue sin destronar”, agregó Uribe.

Al parecer, esa indirecta haría referencia al controversial episodio que vivió Santos (cuando era ministro de Defensa precisamente de Uribe) en el que utilizó un helicóptero Black Hawk del Ejército, para trasladar a su hijo Martín, y unos amigos de este, desde Girardot.

Ese suceso lo revivió el propio primogénito de Santos que dio explicaciones del tema, en su Twitter.

En cinco puntos, el hijo de Santos manifestó que en aquella ocasión su papá estaba en un evento del Gobierno en Girardot, y él estaba con sus amigos en su casa de ese municipio, a la que llegaron en carros.

Pero cuando se fueron a devolver a Bogotá, Martín Santos dijo que le pidió a su papá, que también se devolvía a la capital, que los llevara en el helicóptero ya que tenía puestos libres.

“Fuimos nosotros mismos quienes tomamos y publicamos las fotos (chicaneada adolescente inmadura y ridícula)”, agregó el mayor de los hijos del exmandatario.

Ahora, que la oposición de Duque ha utilizado el episodio de la primera dama para atacar al Gobierno, también sacan a relucir el caso de Santos.