Según explicó este lunes la empresa de servicios públicos Triple A, por medio de un comunicado, la razón del sorpresivo corte de agua fue porque las fuertes lluvias que se presentaron “han arrastrado gran cantidad de basura y material en estado de descomposición al río Magdalena, afectando la bocatoma del acueducto”.

La compañía aseguró que su personal estuvo “al frente de esta situación”, y que una vez se terminaron las labores de limpieza se restableció el servicio de agua potable de manera paulatina para las dos poblaciones de Atlántico.

Caracol Radio calculó que más de un millón de personas se vieron afectadas con la suspensión del servicio, el cual empieza a normalizarse.

De todas formas, Triple A lanzó un llamado de alerta a la ciudadanía en general para que haga un uso adecuado en la disposición de las basuras, ya que todo ese material en descomposición “termina en arroyos y canales (en este caso el arroyo Don Juan), contaminando nuestros cuerpos de agua y el río Magdalena”.