La Fiscalía reveló el testimonio de un conductor de una plataforma de transporte que habría estado en el momento y lugar en que la joven presuntamente fue lanzada de un vehículo en movimiento por su expareja, un hombre de 21 años identificado como Julián Ortegón. 

El testigo habría visto el momento en que lanzaron a la joven y habría intentado auxiliarla al llamar a la línea de emergencia 123. El hombre dice que no vio las placas ni a las personas del carro, ya que el vehículo tenía vidrio polarizado, detalló Noticias Caracol.

De igual forma, ese medio mostró que la Fiscalía tiene testimonios de exparejas del hombre. Allí quedó consignado un presunto trato agresivo que para la Fiscalía fue tomado como un posible precedente de lo que ocurrió el día de la muerte de Castro. 

En sus relatos, las exparejas de Ortegón lo habrían descrito como “una persona muy agresiva con las mujeres”, según contó Noticias Caracol. 

Asimismo, la Fiscalía indicó que Ortegón había tenido una denuncia por maltrato. De igual forma, el ente acusador detalló que el joven habría amenazado a una de sus exparejas con agredirla con una navaja.  

* Información actualizada: Llamada al 911, prueba reina que a Ana María Castro la empujaron de un carro; no se suicidó

La defensa de Ortegón reiteró la inocencia del hombre de 21 años implicado en la investigación. 

Rafael Antonio Gómez, defensor de Ortegón, se opuso a la medida de aseguramiento que pidieron la Fiscalía y la defensa de la familia, según indicó El Tiempo. De acuerdo con el abogado, citado por ese rotativo, no hay material probatorio que lleve a inferir la autoría o coautoría de esa muerte por parte de su cliente. 

La audiencia contra Ortegón se reanudará este miércoles. Allí se determinará si el hombre de 21 años va a la cárcel mientras se adelanta la investigación del caso.

Este es el relato del fiscal del caso:

Necropsia de Ana María Castro confirmaría que fue lanzada desde carro a alta velocidad 

Así lo dice un experto forense que analizó el documento de la autopsia de la joven Ana María Castro, el cual fue publicado el domingo por ‘Séptimo Día’. 

En su revisión, el médico Rubén Darío Angulo dijo en ese programa que, por las características de las lesiones identificadas en el cadáver, él concluye que la universitaria murió por los golpes que habría recibido al caer de un carro en movimiento. 

“La única forma en que se hayan producido la cantidad de lesiones que tiene es que el vehículo, al lanzarla a ella, estaba en movimiento. Y son más graves las lesiones porque se suman las fuerzas”, precisó el forense en el especial periodístico, donde dijo que todo indicaría que el automóvil se desplazaba a una alta velocidad cuando Ana María, al parecer, fue arrojada.