Se trata de un contrato que se pagó recursos de regalías, que deben ser usadas para otro tipo de necesidades, y cuyo objeto es el “fortalecimiento de competencias comunicativas del idioma inglés en los docentes y estudiantes de las Instituciones Educativas Oficiales (IEO) del departamento”.

Uno de los problemas que llamó la atención es que los documentos establecieron que 38 municipios se beneficiarían con la enseñanza de inglés, pero el departamento solo tiene 15. Además, el documento inicial fue firmado el 26 de junio de este año, un día antes de que entrara en vigencia la Ley de Garantías.

Esto prendió las alarmas del Ministerio Público, que decidió establecer si al suscribirlo mediante modalidad de contratación directa el mandatario encargado incurrió en posibles faltas administrativas o disciplinarias. La suspensión de su cargo será inicialmente por tres meses.

Días antes, la regional del órgano de control en La Guajira, abrió indagación preliminar y ordenó la práctica de pruebas, entre ellas una vista a la empresa NIU-TELCO, radicada en la ciudad de Cúcuta, sin que fuera posible su ubicación en la sede que registró ante el organismo que aprobó la financiación del proyecto con recursos del Sistema General de Regalías.

Ante estas evidencias, el ente de control ordenó el traslado del proceso a Bogotá, la apertura de investigación y la suspensión, como medida cautelar, de Hernández Sierra para evitar la reiteración de la presunta falta disciplinaria o su participación en un nuevo proceso que pueda vulnerar los principios que rigen la contratación estatal.

La Procuraduría también solicitó información sobre la constitución de la empresa NIU-TELCO S.A.S., su planta de personal para el 26 de junio de 2019, así como los equipos, red y otros elementos con los que contaba para ejecutar el convenio.

Por el mismo caso, la entidad pidió que se investigue al gobernador de Norte de Santander, William Villamizar Laguado, quien al parecer habría suscrito un negocio jurídico en su departamento, similar al de La Guajira para la capacitación de estudiantes y docentes.

Ese contrato fue firmado con la misma empresa en cuestión para enseñar inglés en Norte de Santander por un valor de 11.384 millones de pesos, el proyecto se desarrollaría en 24 meses; en 39 municipios de los 40 que tiene el departamento de Norte de Santander.