Este jueves, Bogotá amaneció con pacientes en el 88,5 % sus unidades de cuidados intensivos dedicadas a atender a pacientes con coronavirus. De las 1.533 camas instaladas para dicho fin, 1.356 están ocupadas, lo que quiere decir que solo quedan 177 disponibles.

El pasado domingo, la ciudad registró su número más alto en el porcentaje de ocupación de camas UCI: 93,2 %. Sin embargo, desde el lunes esa cifra empezó a bajar constantemente, pasando al 91,2 %, luego al 90,4 % y ahora al mencionado 88,5 %.

La alcaldesa Claudia López ha insistido en las últimas semanas en que Bogotá no sufrirá un colapso hospitalario durante agosto, mes en el que se espera que la ciudad afronte el pico de contagios de coronavirus. Sin embargo, el gremio médico no deja de manifestar su preocupación porque están trabajando a tope en casi todos los centros médicos de la capital.

Desde hace casi un mes, el porcentaje de ocupación de las camas UCI de Bogotá está por encima del 80 %. Al respecto, la alcaldía ha señalado que en las próximas semanas será normal que esa cifra no baje de ahí, pero que la constante llegada de ventiladores programada para agosto hará que tampoco se copen todas las unidades de cuidados intensivos.

Este viernes entrará a cuarentena estricta el último grupo de localidades, conformado por Suba, Engativá y Barrios Unidos. Hasta el próximo jueves 6 de agosto permanecerán en aislamiento las localidades que empezaron ese ejercicio el pasado 23 de julio: Kennedy, Bosa, Puente Aranda, Fontibón y Antonio Nariño.