Varios testigos les dijeron a las autoridades que dos hombres que se movilizaban en una motocicleta le dispararon a quemarropa mientras practicaba su acostumbrada rutina de ejercicios en un parque. Así lo contó el coronel de la Policía, Lacides Ramos, a Costa Noticias:

“Lo que sabemos es que dos personas en moto abordaron al médico Aroca. Uno de ellos le preguntó el nombre y luego de que él respondió, le disparó en la cabeza. Los sicarios huyeron en sentido norte-sur por la [carrera] Cuarta”.

El galeno murió de forma instantánea. Entre tanto, El Pilón detalló que Aroca Saad vestía una camiseta azul, pantalón de sudadera negro y tenis, y quedó tendido boca abajo en el pavimento. Se desconoce si el médico tenía amenazas contra su vida.

Hasta el momento se desconocen las razones que motivaron el crimen y las autoridades no tienen pistas sobre los autores, pero adelantaron un ‘plan candado’ en la zona.

Sin embargo, imágenes de seguridad podrían ayudar a esclarecer el asesinato. RPT Noticias informó que una cámara de propiedad de la Empresa DPA, con un ángulo de visión de 360 grados, está ubicada a unos 200 metros de ese punto y pudo haber captado el momento de los hechos.

El medio regional también señaló que pese a que no existen cámaras de la Policía, otros sectores residenciales de la ciudad sí las tienen y la recopilación de esas grabaciones podría ayudar en la investigación.

Además de su larga trayectoria profesional, el médico también era vicepresidente del Valledupar Fútbol Club y  propietario de la Estación de Servicio Codi Guatapurí; también estaba casado con la presidenta de Fendipetróleo en el Cesar y La Guajira, María Fernanda Mejía, con quien tuvo dos hijos: Alberto Mario y Juan Sebastián.

Por su parte, la Alcaldía de Valledupar ofreció una recompensa de 50 millones de pesos a quienes den información del atentado y facilite la captura de los responsables.

El hecho causó consternación en la ciudad y desde sectores políticos y artísticos se pronunciaron para rechazar el crimen de Aroca Saab: