En esa unidad de inteligencia militar, adscrita a la Décimo Tercera Brigada del Ejército, operaron de forma encubierta oficiales que tuvieron un grado de participación en estos hechos.

Sin embargo, los investigadores no han encontrado –en casi tres décadas– los vínculos entre los oficiales, que han sido mencionados en algún momento durante el desarrollo de las investigaciones, y los altos mandos que habrían facilitado las operaciones de seguimiento tanto a líder político santandereano, señaló Noticias Uno.

Ese noticiero recuerda, por ejemplo, que a pesar de que existían elementos que involucraban al oficial en retiro Carlos Humberto Flórez Franco con el magnicidio de Luis Carlos Galán, la Fiscalía no pudo demostrar a los magistrados del Tribunal de Cundinamarca y de la Corte Suprema de Justicia, la responsabilidad del oficial en la planeación del asesinato del líder del Nuevo Liberalismo.

De hecho, el teniente retirado Flórez Franco fue señalado por un testigo de haber hecho parte del aparato sicarial del extinto narcotraficante Gonzalo Rodríguez Gacha, delito por el que fue condenado a 25 años de cárcel. De acuerdo con El Colombiano, el teniente en retiro es prófugo de la justicia.

El informe de Noticias Uno también hace referencia a que Flórez Franco, en compañía de un sargento de apellido Bayardo, sin identificar plenamente por la Fiscalía, ayudó a escapar a uno de los autores materiales del asesinato de Galán en un vehículo oficial de Ejército.

Vea el informe de Noticias Uno: