El hombre que no sabía cómo responder a la ridícula petición simplemente atinó a sacar su celular y mostrarle la fecha de muerte del compositor austriaco, según narró en W Radio. 

Dijo que todo ocurrió hace 2 años con la celebración de un concierto de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, donde la Sociedad de Autores y Compositores hizo presencia para cerciorarse del cumplimiento de los contratos de derechos de autor.

“Teníamos obras de Mozart como ‘Réquiem’, ‘Las bodas de Fígaro’, ‘La flauta mágica’ y ‘La Sinfonía No. 40’. (…) El día del concierto, nos pregunta el funcionario si Mozart pagaba derechos de autor; nosotros dijimos que no, porque él ya tenía más de 80 años de muerto”, relató en esa frecuencia. 

En ese momento vino la inquietud que desató risas y todo tipo de comentarios de los periodistas de W Radio, quienes no podían creer la situación. 

El funcionario de Sayco preguntó: “¿Ustedes tienen el acta de defunción de Mozart?; para yo saber que no lo incluyo acá en el cobro de derechos de autor”. 

A la duda, Barrero le respondió con una rápida búsqueda en su celular, donde le mostró al empleado que la muerte del compositor fue en 1791. Tras el relato, cerró con una reflexión que marca la vergonzosa realidad del trabajo de recaudo por derechos de autor en Colombia: “Es imposible que Sayco no sepa quién es Mozart”.