En el último ‘madrugón’ del año en San Victorino, cientos de personas llegaron a hacer sus últimas compras navideñas, sin importarles las aglomeraciones desbordadas que se han presentado durante toda la mañana y el posible riesgo a contagiarse con coronavirus.

Paradójicamente, muchas personas no han sido responsables con el debido uso del tapabocas. A decenas de ellas se les ha visto con ese elemento por debajo de su nariz y hasta su boca, algo que se ha repetido hasta el cansancio que está mal.

Los centros comerciales de ese sector del centro de Bogotá sí están cumpliendo con el pico y cédula y los protocolos de bioseguridad para evitar que la cantidad de clientes en sus instalaciones supere el aforo permitido. Sin embargo, no ha sucedido lo mismo con los vendedores informales que tienen instalados sus puestos en las estrechas calles de San Victorino.

La Alcaldía de Bogotá ha hecho presencia en el lugar desde las primeras horas de la mañana para velar por el orden y la responsabilidad en ese punto de la ciudad, pero la cantidad de gente presente ha dificultado las labores por parte de los funcionarios que dispuso el Distrito durante la jornada.

Noticias Caracol
Noticias Caracol
Noticias Caracol
Noticias Caracol

La alcaldesa Claudia López ha insistido durante esta semana en que San Victorino y el centro de Bogotá no son puntos críticos en cuanto a propagación del coronavirus se refiere. La mandataria ha señalado que la velocidad de contagio más alta se está presentan en las localidades del norte y el occidente de la ciudad.

“Aunque la gente está muy enfocada en San Victorino, el contagio no está creciendo ni en el centro ni en Los Mártires, el contagio está creciendo sobre todo en el norte y occidente de la ciudad. No hay que coger de chivo expiatorio a San Victorino. Allá hay más aglomeración, sin duda, y hemos hecho un esfuerzo grande para organizar al comercio formal e informal”, declaró López en una entrevista con Blu Radio.

A continuación, algunos videos de las aglomeraciones que se han presentado en San Victorino en el último madrugón del año: