Y aunque Nieto Loaiza negó ser quien recibía la información de esos espionajes,  Yohir Akerman, aprovechando la acusación, desempolvó en su columna de este domingo en El Espectador un archivo del DAS donde involucran al uribista con un tema similar: “Una operación de inteligencia y propaganda negra para crear un colectivo falso de abogados que tenía la misión de infiltrar y suplantar a organizaciones defensoras de Derechos Humanos”.

El documento, recordó Akerman, fue encontrado en un allanamiento de la Fiscalía a la sede del DAS, en 2009, cuando el ente buscaba pruebas sobre el llamado G3, desde donde se hicieron los sonados seguimientos ilegales contra opositores del entonces gobierno de Álvaro Uribe, y que además creó una ONG falsa en San José, de Costa Rica, para sus fines.

“Según la evidencia documental, la financiación de esa ONG falsa vendría de ‘colombianos en el exterior y recursos propios del DAS’ y sus representantes serían miembros de la Dirección General de Inteligencia de ese organismo. En el cuaderno 126, folio 179, del expediente de la Fiscalía Delegada 11 ante la Corte Suprema de Justicia, se describe que el núcleo de apoyo directo para el trabajo de ese colectivo serían los señores ‘José Miguel Narváez y Rafael Nieto Loaiza’”, explicó el columnista, y luego ató uno de estos cabos con las actuales chuzadas. 

El cabo es Narváez, el exsubdirector del DAS señalado de participar en las chuzadas de 2009, pues coincidencialmente está pagando una condena por el asesinato de Jaime Garzón en el batallón de Facatativá, que Semana mencionó como uno de los centros de los nuevos seguimiento ilegales

Los informes de esas escuchas, de acuerdo con la misma revista, fueron entregados a un integrante de Centro Democrático que algunos han dicho es Nieto Loaiza, el mismo que ya había tenido un vínculo con Narváez en el caso de las chuzadas durante el gobierno Uribe. 

¿Acaso la relación la hace Akerman porque tiene dudas de que los dos mencionados personajes están nuevamente siendo parte de un “núcleo de apoyo directo” en recientes casos de interceptaciones? Hasta el momento, Nieto Loaiza no se ha referido a dicho artículo de opinión, como sí lo hizo hace poco con dicha  investigación de Semana donde él no fue mencionado.