En la emisora le hicieron dos preguntas puntuales al periodista: “¿Por qué mantener nombres de políticos implicados en reserva? ¿No le parece que genera una suerte de cacería de brujas sobre políticos y personalidades de la vida pública?”.

“Nosotros teníamos la certeza de que ocurrió [que la información de las chuzadas que hizo el Ejército, según Semana, llegó a un político uribista], pero no quisimos publicar el nombre, por un tema donde nos faltan unos temitas”, respondió Santos a La FM. “Tenemos ya la certeza, tenemos unas evidencias, pero estos temas son como tan delicados, donde hay que actuar con tanta prudencia y responsabilidad, que no quisimos revelar el nombre”.

Anunció, sin embargo, que siguen en el tema. “Esto no se termina aquí. Pero pues sabíamos que ocurrió y nos parecía que mantenerlo en reserva a pesar de que sabíamos y teníamos los elementos de juicio suficientes ameritaba ser publicado. Pero el nombre, nos falta la última milla de investigación para publicarlo”.

Preguntado sobre si el político uribista es Rafael Nielo Loaiza, como afirmó Noticias Uno, Santos dijo: “Nosotros nos ceñimos a la investigación. El mundo de las redes sociales, el mundo de Twitter, el mundo de la especulación, ustedes saben cómo son, en particular Twitter. Ahí todo el mundo opina, la oposición magnifica, los involucrados minimizan, dicen que es persecución, se manipula, falsa noticia va, falsa noticia viene”.

“Entonces, una cosa es el periodismo de investigación serio y responsable y otra cosa es el mundo de las redes sociales”, precisó.

“¿Van a revelar el nombre del político implicado?”, le preguntaron en La FM al director de Semana. “No, es que estamos en eso. Es que nos falta. Esa última milla, como le digo, estamos investigándola para tener el soporte suficiente para poder dar el nombre y responder ante cualquier eventualidad de demanda. Es que estos temas son muy delicados”.

Explicó que en el periodismo de investigación uno tiene que estar preparado. “No solo saber que es cierto (cosa que ya sabemos que es cierto, porque ya tenemos elementos para probar), sino que uno tiene que defenderse ante una demanda judicial. Uno dice: ‘Yo ya sé que es cierto y yo como periodista tengo la responsabilidad de decirlo, porque yo ya sé que es cierto’”.

Recalcó que para publicar el nombre tiene que estar seguro de que ante un juez las pruebas que tiene son suficientes. “Obviamente viene demanda seguro. Estos temas hay que manejarlos desde esa óptica: una cosa es que yo sé que es cierto y tengo los elementos y por lo tanto tengo que decir que esto pasó. El día que yo publique el nombre es porque tengo el soporte judicial suficiente ante un juez”.

También desmintió al Gobierno que, después de que la revista publicara su informe y provocara el estallido del escándalo, dijo que no sabía nada de la investigación.

“Yo hablé con el ministro [de Defensa, Carlos Holmes Trujillo] a mediados de diciembre muy por encima sobre este tema y sé que el Ministro mandó adelantar una investigación interna, y él prendió las alarmas. Entonces, ellos ya sabían que nosotros estábamos investigando este tema. Lo que me consta a mí es que sí estaban enterados”.