La Fundación EcoHuellas de la capital quindiana informó a Alerta Tolima que la persona que cometió el acto de intolerancia fue identificada por los vecinos del barrio Las Colinas y pertenecería a una comunidad indígena.

Sobre el lamentable maltrato, la fundación le explicó a Caracol Radio: “Es un caso muy doloroso porque es un perro que fue quemado con agua hirviendo por parte de una habitante de ese sector. Por supuesto, ya se va a realizar la denuncia respectiva. El animalito se encuentra atendido por el médico y está en tratamiento”.

Por su parte, Diana Rodríguez, miembro de EcoHuellas, detalló en la emisora que el estado del animal es terrible, ya que tiene graves quemaduras, además de “otitis, fiebre de garrapata y desnutrición”. Aunque asegura que la lucha de los veterinarios continúa por “las ganas de vivir que tiene el animal”.

De acuerdo con el medio tolimense, no es la primera vez que se presentan este tipo de maltratos a los animales del sector, por lo que la comunidad y los animalistas piden denunciar los aberrantes hechos.