El joven, según Q’hubo Medellín, no se dio cuenta quién o quiénes lo quemaron, mientras intentaba descansar en una calle del barrio Estación Villa.

El menor de 16 años fue llevado a un centro médico, en la víspera de Año Nuevo (cuando sucedió el ataque), pues sufrió quemaduras de segundo y tercer grado en sus partes íntimas, piernas y espaldas.

Paralelamente, en el barrio Prado Centro de Medellín, otro habitante de calle de unos 35 años fue atacado, lo que provocó la muerte. El cadáver de la víctima fue visto en un andén por vecinos del sector que inmediatamente llamaron a las autoridades, informó Alerta Paisa.

Cuando hicieron el levantamiento del cuerpo, indicó el portal, encontraron que el hombre tenía una fractura de cráneo abierta, que habría sido provocada por un objeto cortopunzante.

Al respecto, la Secretaría de Seguridad de Medellín dijo, de acuerdo con Q’hubo, que el habitante de calle era “de contextura delgada, afrodescendiente, de cabello largo afro; vestía de jean negro, camiseta azul y tenis negros, y presentaba una herida ocasionada por un arma contundente”.

Los hechos son investigados por las autoridades.