Además de ser expulsados del cuerpo de seguridad, el jefe de la cartera aseguró que los dos agentes de policía que agredieron a Javier Ordóñez el pasado miércoles en el barrio Villa Luz afrontarán un juicio disciplinario por abuso de autoridad y homicidio, informó El Tiempo.

El impreso, adicionalmente, señaló que otros cinco uniformados fueron suspendidos de sus cargos y están siendo investigados. “En cuanto la Fiscalía pida las ordenes de captura o impute cargos, serán destituidos”, afirmó un funcionario de la fuerza pública en este mismo medio.

Algunas fuentes cercanas al ente de control, consultadas por el rotativo, indicaron que los resultados de la necropsia del cuerpo de la víctima ya fueron entregados a los respectivos fiscales.

Pese a que las investigaciones están siendo manejadas por la Fiscalía General de la Nación, el caso podría llegar al Consejo Superior de la Judicatura debido a que algunos de los abogados de los agentes involucrados podrían pedir que este sea trasladado a la Justicia Penal Militar, agregó El Tiempo.

“Desde el organismo, insisten que para el fiscal Francisco Barbosa el proceso debe mantenerse en la justicia ordinaria”, concluyó el impreso.

Aparece uno de los policías señalados

Juan Camilo Lloreda Cubillos, uno de los patrulleros que participó en el procedimiento en contra de Ordóñez, afirmó que el taxista era reincidente y que había protagonizado varias riñas en ese sector.

El uniformado, igualmente, señaló que el estudiante de derecho los trató de forma hostil y los agredió físicamente. “Me propinó un puño en el pómulo izquierdo y uno en la espalda, haciendo que mi taser se cayera al piso”, agregó.