El Juzgado 29 Penal Municipal con Función de Control de Garantías ordenó la no publicidad de la continuación de las audiencias, por lo que el trámite judicial en el que son procesados los dos policías acusados de la muerte de Javier Ordóñez, hecho que ocasionó disturbios en Bogotá, no seguirá siendo de acceso al público, sino que será reservado.

“El titular del despacho accedió a la petición, toda vez que se encontró justa causa en la medida de que los hechos son recientes. La Fiscalía aún está en recaudo de elementos materiales probatorios y en las diligencias subsiguientes se va a realizar el descubrimiento probatorio, lo que puede comprometer el éxito de la investigación”, indicó el Juzgado 29 en un comunicado.

En el desarrollo de la audiencia de formulación e imputación de cargos, los acusados del asesinato del estudiante de derecho no aceptaron cargos imputados por la Fiscalía, todo esto luego de que el abogado defensor de Rodríguez alegara que su captura fue ilegal.

Después de que la Fiscalía hiciera efectiva la orden de captura en contra de Rodríguez, el otro policía involucrado (Juan Camilo Lloreda) se entregó al amanecer del pasado viernes 18 de septiembre; sin embargo, un vecino indicó que habría pensado en fugarse de las autoridades.

Pese a que la defensa de los dos policías argumenta que el video (en el que se ve a los dos policías sometiendo a Ordóñez) no es prueba contra sus representados, por lo que buscarán demostrar su inocencia, fue el mismo fiscal general Francisco Barbosa el que anunció que el ente acusador pedirá medida de aseguramiento en centro carcelario por considerarlos un peligro para la sociedad.