Las manifestaciones por la muerte de Javier Ordóñez en un acto de abuso de autoridad de la Policía prosiguieron hasta la noche de este viernes en Bogotá.

Aunque las protestas tuvieron una intensidad mucho menor que en días anteriores, siguieron las denuncias de abusos policiales.

Videos compartidos en Twitter, cuya veracidad confirmó una fuente a Pulzo, muestran que todo se encontraba en aparente calma antes de la intervención del Esmad:

Después comenzaron los estruendos de las granadas aturdidoras, mientras decenas de personas se dispersaban del lugar:

Así como lo informó Caracol Radio, la abogada Cielo Rusinque denunció que individuos estropearon el homenaje que se había levantado en el CAI de la zona –que había quedado convertido en biblioteca, como el de La Gaitana– e iniciaron la agitación al lanzarle una botella al Esmad.

En días pasados, este sector de la localidad de Teusaquillo también ha sido escenario de presuntos abusos de la Policía, como el que protagonizó un uniformado que amedrentaba y agredía a transeúntes con una vara.

Disparos en Pinar de Suba

En Suba, donde no ha cesado la agitación en el transcurso de la semana, las escaramuzas se trasladaron a otro CAI que hasta ahora permanecía en calma, en el barrio Pinar de Suba.

Allí, la Policía recorrió las calles haciendo detenciones y efectuando disparos para dispersar a transeúntes que se mantenían en las calles.