Durante el Comité Civil de Convivencia desarrollado después de la muerte del abogado Javier Ordóñez la alcaldesa cuestionó a la Policía y puso en duda los números que la institución maneja en cuanto a los casos de abuso de autoridad.

Claudia López fue directo a la cifra. “Son 137 casos [de abuso policial] que se han presentado a lo largo de este año”, sostuvo la mandataria.

Con ese número, la mandataria lanzó su duro señalamiento a la Policía: “¡El caso de Javier no es un caso aislado! Si a eso fuéramos, Bogotá tendría ‘137 casos aislados’. Aquí hay una conducta, yo no diría sistemática, pero [sí] recurrente de casos de abuso policial”.

La alcaldesa dijo que esas cifras tienen un agravante y es que, con corte al mes de julio, la institución menciona que solo conoce unos 38 episodios. “Ni siquiera investiga la totalidad de los casos”, sentenció López.

¿Pero la responsabilidad de la alcaldesa?

López agregó que los casos de abuso de autoridad evidencian que hay “un problema de formación en la Policía”, pero no hubo un ‘mea culpa’ ante la situación que se vive en la institución ni frente a los desmanes que se presentaron en Bogotá durante la tarde de este miércoles. 

En el primer escenario, hay que mencionar que, durante su campaña para llegar a la Alcaldía, López dijo que se convertiría en la jefe de la Policía, pero lo evidenciado esta tarde parece distanciar mucho de esa propuesta.

De hecho, recientemente, en redes sociales rescataron un video en donde ella prometía “liderazgo personal” en la institución

“La jefatura de Policía no se puede delegar”, manifestó en su momento. “Seré la jefe de Policía que haga temblar a los delincuentes”.

Acá, el registro de la promesa de campaña de López:

La segunda situación está relacionada con la situación de orden público. Aunque López prometió mano dura con los delincuentes, este miércoles Bogotá estuvo sumida en el caos por los actos vandálicos contra varios CAI de la ciudad. 

Fueron varios los puntos en donde hubo desmanes. Los CAI de la Policía en Fontanar y en La Gaitana, en la localidad de Suba; el CAI Galán, en Puente Aranda; el CAI de La Libertad, en Bosa; y el CAI El Tintal, en la localidad de Kennedy sufrieron por los disturbios en los que terminaron las manifestaciones para protestar por la muerte de Javier Ordóñez.

Acá, las declaraciones de la mandataria, en las que cuestiona las cifras de la Policía:

En la tarde-noche de este miércoles decenas de ciudadanos salieron a protestar contra el abuso de autoridad de la Policía y la muerte de Javier Ordóñez. Varios CAI fueron vandalizados y los disturbios dejaron incontables daños en al menos 12 barrios de la capital.