Durante la audiencia de imputación de cargos, que se hizo este lunes, las defensas d dos de los tres policías acusados de matar a civiles en las protestas del 9 y 10 de septiembre, convocadas por la muerte de Javier Ordoñez, pidieron que el caso pasara a la Justicia Penal Militar porque los uniformados estaban en servicio cuando sucedieron los hechos, indicó El Espectador.

La abogada del agente Andrés Díaz Mercado, señalado de matar al domiciliario Germán Puentes en Suba, además alegó ante el juez que su defendido no se extralimitó en sus funciones pues considera, según el medio, que los disparos fueron para “repeler el ataque contra el CAI” de la Gaitana.

La defensa del policía John Antonio Gutiérrez, acusado de matar a dos jóvenes en el barrio Verbenal de Usaquén, por su parte solicitó suspender la audiencia, petición a la que accedió el juez, manifestando que carecía “de elementos materiales probatorios que permitan determinar si se está ante una situación en la que se desborda con la función o servicio de policía”, señaló el periódico.

La Fiscalía y la Procuraduría rechazaron las solicitudes de los abogados, al igual que los representantes de las víctimas.

Otro miembro de la Policía Nacional, José Andrés Lasso, iba a ser imputado en la audiencia que se aplazó para el 28 de enero, pero su abogado no se presentó.

A Lasso lo responsabilizan de la muerte de Angie Paola Baquero, que aparece en la siguiente foto con otros 3 jóvenes asesinados en las protestas de Bogotá, en el sector de Aures, localidad de Suba.

Andrés Felipe Rodríguez, Jaider Alexánder Fonseca, Angie Paola Baquero y Germán Puentes / Captura de Noticias Uno
Andrés Felipe Rodríguez, Jaider Alexánder Fonseca, Angie Paola Baquero y Germán Puentes / Captura de Noticias Uno

Aún hay 77 investigaciones abiertas por la muerte de los 13 civiles durante la violenta noche que fue comparada por la Claudia López, alcaldesa de Bogotá, con la toma del Palacio de Justicia.

No obstante, solo esos 3 policías han sido señalados por las autoridades.