El fin de semana terminó en medio de pánico para los vecinos de ese sector de la localidad de Bosa (Bogotá), quienes presenciaron un altercado protagonizado por varios agentes de la Policía y unas personas que estaban adentro de una cigarrería celebrando el cumpleaños de una niña.

La dueña del lugar sostiene que ya había cerrado su establecimiento y que estaba departiendo con sus familiares mientras hacía el balance de ventas de la jornada. Los policías pidieron el cierre total del lugar, a lo que los presentes no accedieron. Eso fue lo que desató la riña entre las partes.

“Estábamos con la torta de cumpleaños de mi niña y ellos empezaron a atacar la reja. Les dijimos que no íbamos a salir porque no estábamos haciendo nada. Llevábamos 10 minutos después de haber cerrado, estábamos haciendo cuentas. Dieron tiros primero antes de abrir la reja, tiraron piedras, agua, luego rompieron la reja“, le dijo la dueña de la cigarrería al canal City TV, al que acudió para denunciar lo que para ella fue un caso de brutalidad policiaca.

Por su parte, la Policía se quejó ante ese medio de comunicación de que las personas presentes en la tienda fueron las que actuaron de forma violenta en un primer momento. “Hay una burla ante la autoridad, se procede a coordinar con bomberos y en el interior se forma una gresca”, declaró ante ese canal el mayor Alejandro García, comandante de Policía de la localidad de Bosa.

La mujer describió los ataques que habrían protagonizado los agentes de la siguiente manera: “Rompieron la reja, se metieron. A mí me cogieron a patadas en el piso. A mi hija le dañaron la cara con un ladrillo. Rompieron todo, les dieron tiros a las neveras, al televisor. Se metió un policía a la caja registradora a abrirla, se sacó el producido de tres días”.

Lo que sí es un hecho es que los agentes dispararon. Así lo confirman las imágenes de City TV que muestran varias partes de las rejas del lugar con las marcas del impacto de las balas.

La batalla campal entre los policías y los ciudadanos, que tuvo que ser detenida por los bomberos, dejó siete personas heridas: cuatro adultos, dos menores de edad y un policía.

Este fue el informe de City TV sobre lo acontecido anoche en el barrio Bosa Brasil: