La alcaldesa Claudia López socializó ese información en rueda de prensa, en la que dijo que la restricción, denominada ‘pico y género’, es para las personas que no tienen autorización de trasladarse para trabajar durante la cuarentena. Es decir, para aquellos que van a salir a hacer mercado o vueltas bancarias.

En el parágrafo 5 del artículo 2 del decreto dice que en los “días impares pueden movilizarse exclusivamente las personas del sexo masculino”, y en los “días pares pueden movilizarse exclusivamente las personas del sexo femenino”.

“Las personas transgénero circularán de acuerdo a la restricción aquí establecida según su identidad de género”, se lee en el documento.

De acuerdo con López, esa medida es mucho más fácil de controlar por las autoridades, que la de un ‘pico y cédula’ —como se ha manejado en varios regiones del país— debido a la alta población de Bogotá.

La medida empezará a regir a partir de este lunes. Quienes incumplan con la orden serán sancionados con las multas y amonestaciones que ya se vienen implementado contra los infractores.

La mandataria local agregó que entre las excepciones no se incluyó ninguna actividad nueva, y que se mantiene el permiso para que los taxis trabajen, solo cuando son pedidos por teléfono o aplicaciones. Los conductores deben verificar que la persona se traslade de acuerdo con el ‘pico y género’ y que sea para cumplir una de las actividades exceptuadas.