Durante las protestas de este 7 de julio, entre los conductores de motos empezó un ‘run run’ de que las decisiones de la Alcaldía local pueden seguir creciendo, a tal punto de imponerles el pico y placa al que tanto le huyen.

¿Por qué se está hablando de pico y placa y protestas de los motociclistas? Conoce acá el contexto de esta noticia

A pesar de que hay un evidente aumento en el uso de este vehículo en Bogotá, los motociclistas se niegan rotundamente a que les restrinjan la movilidad como sí sucede con los carros y por eso Miguel Forero, uno de los hombres que se muestra como líder de este grupo, advirtió a los demás.

Si nos incumplieron con un tema de acompañante en hombre nos pueden meter hasta el pico y placa. Es decisión de ustedes si salen a pelear por sus derechos o no”, dijo en un video compartido por WhatsApp a varios conductores de moto.

(Vea también: Motociclistas y Distrito: otra contienda por la seguridad en Bogotá)

Eso sí, él señaló que la idea de las movilizaciones este jueves es que no afecten a las personas que se mueven en transporte público hacia el sur de la ciudad. “No hay que afectar la ciudadanía. Ni trancar Transmilenio; ellos no tienen la culpa de lo que hace la alcaldesa Claudia López“, dijo.

Motos en Bogotá: ¿les pueden poner pico y placa realmente?

Hasta el momento, desde la administración local no han dado el más mínimo asomo de tomar esta determinación que se hace cuando hay un gran grupo de vehículos en la ciudad, como sucede con los carros.

Aunque a principio de año dieron alguna luz sobre tomar decisiones relacionadas a la restricción de movilidad de las motos, la Alcaldía local no tomó ninguna acción en contra de ellos y les permitió el libre tránsito todos los días del año.

La única exigencia que les hicieron es que no pueden circular con parrillero hombre de los días jueves, viernes y sábado entre las 7:00 p. m. y las 4:00 a. m. del siguiente día, pero ellos no están de acuerdo con esta medida.

Lee También

Fue por ello que decidieron hacer un paro este jueves que ha afectado algunos puntos de Bogotá durante diferentes horarios y lo podrían seguir haciendo en caso de que la administración local no se siente a dialogar con ellos las medidas tomadas.