Gómez señalaba en su publicación que la Alcaldía de Bogotá, en cabeza de Claudia López, “ha invertido 1,7 billones de pesos en ampliar la capacidad de salud y proteger a las familias más pobres”.

No obstante, para el senador Gustavo Petro, eso no es una inversión sino un malgasto de recursos pues, dijo él, mientras que el hospital Unal, de 26.000 metros cuadrados, fue restaurado y renovado tecnológicamente con 109.000 millones de pesos, esta administración “contrata un hospital nuevo de 30.000 metros cuadrados por 430.000 millones”.

“Sr secretario de gobierno, están botando 1,7 billones en desaparecer un hospital y privatizar otros”, reprochó el senador.

El secretario de gobierno le respondió a Petro que la alcaldía está haciendo lo “correcto” con esos recursos, y agregó que la millonaria suma de dinero ha “beneficiado a los hogares humildes de Bogotá con transferencias monetarias, mercados, beneficios de servicios públicos, subsidios de arriendo y prestación de servicios de salud gratuitos”.

El senador ya había lanzado una crítica similar al gobierno de López, relacionada con el acta que se firmó para construir el nuevo complejo hospitalario Santa Clara, por valor de 466.576 millones de pesos, justo en el predio que hoy ocupa el hospital San Juan de Dios.

Al respecto, Petro dijo que “debería haber un acto de desobediencia civil”, y señaló al exalcalde Enrique Peñalosa de estar detrás “de este negocio” de “privatizar”.