En un comunicado, esas organizaciones de periodismo rechazaron la orden que un juez dio para que se investigue si Vicky Dávila y Jairo Lozano violaron la reserva sumarial del caso de Álvaro Uribe, y para que Semana elimine conversaciones que Juan Guillermo Monsalve tuvo con la familia, grabaciones que hacen parte del expediente.

La Flip, Asomedios y AMI indicaron que el fallo “desconoce el núcleo fundamental de la libertad de expresión”, censura a los periodistas y “pone en peligro la libertad de prensa”, pues la información divulgada por Semana TV, espacio digital de la revista que dirige Dávila, hace parte de “uno de los casos judiciales de mayor trascendencia en la historia del país”.

“La libertad de prensa debe prevalecer por materializar el interés general de conocer la verdad y hacerlo accesible a la sociedad y, con ello, fomentar el debate público y la veeduría frente a las autoridades públicas”, se lee en el comunicado.

Agregan que pretender que los periodistas no utilicen información reservada por un servidor del Estado y que además deban revelar sus fuentes “crea obstáculos para el cumplimiento de la función de los medios de comunicación y desdibuja su naturaleza“.

En ese mismo sentido se pronunció El Espectador, en su editorial de este viernes, que señaló que el togado utilizó una “lógica extraña” para proferir ese fallo, también rechazado por el uribismo.

El diario asegura que la decisión del juez es un “ataque directo a libertad de expresión” que amenaza el ejercicio de los comunicadores: “Parece más bien que el juez lo que quiere es un país de gente callada y periodistas sin crítica”.

“¿Cuántas veces el país se ha enterado de asuntos importantes para la vida pública gracias a la divulgación de información de procesos judiciales? Incontables. ¿Cuántas veces el debate público se ha nutrido gracias al periodismo que revela lo que suele quedar encerrado en los archivos de los juzgados y la Fiscalía? Claro que es de alta relevancia pública que el país conozca todos los detalles del proceso contra Álvaro Uribe Vélez. Sin esa transparencia, ¿cómo van las personas a tomar decisiones informadas?”, agrega el periódico.

Visión similar tuvieron periodistas como Luis Carlos Vélez y Gustavo Gómez que expresaron su solidaridad hacia Semana, Lozano y Dávila.

Ella, en entrevista con Caracol Radio, manifestó que el fallo era “atroz” para la prensa: “Esto deja sentada una jurisprudencia muy peligrosa, muy complicada para el ejercicio profesional en una democracia como es Colombia”.

Precisamente por eso la revista tomará recursos para que la decisión, tomada sobre una tutela que la hermana de Monsalve interpuso porque —según ella— le vulneraron el derecho a la intimidad, quede sin efecto.