El salón de belleza de Milena Buelvas está ubicado en el segundo piso de la terminal aérea pero por la remodelación quieren trasladarla al primer piso y ella no admite esa nueva ubicación, indicó Noticias Caracol.

Por eso interpuso la acción de tutela y la decisión judicial ordenó al Grupo Aeroportuario del Caribe, a cargo de las obras, a que el negocio sea ubicado en el mismo lugar.

Sin embargo, eso es imposible porque ese punto coincide con “la mitad del punto de operación de todos los módulos de aerolíneas de check-in”, le dijo al noticiero Jorge Maldonado, director de construcción del operador.

La mujer dice que se niega al traslado porque la quieren poner en el primer piso “al lado de los baños” y en “un lugar que está fuera del área terminal”.

Pero Maldonado insistió en El Heraldo en que su local está impidiendo la intervención de una “zona neurálgica” de la infraestructura y que “esta situación no es solo un problema particular del concesionario, es una situación que afecta los intereses de la ciudad, la viabilidad del proyecto y el desarrollo del país”.

Los encargados de las obras aseguran que por el pleito, la modernización del aeropuerto se ha retrasado 10 meses, pero el abogado de la demandante le dijo al mismo medio que un pequeño local no podría retrasar un proyecto tan grande y que ya está en un 75 % de avance.