El elegido viceministro de Relaciones Políticas es Juan Pablo Díaz Granados, y según el perfil que publicó el ministro del Interior, Daniel Palacios, el funcionario tiene gran “trayectoria” en el sector público, pues fue presidente y viceministro de la Agencia de Desarrollo Rural, y exalcalde de Santa Marta.

Díaz es primo hermano del exministro de comercio Sergio Díaz Granados, en el gobierno de Juan Manuel Santos, y precisamente esa relación con el santismo fue la que, según Quinn, provocó molestia entre varios militantes del partido del presidente Iván Duque.

“Pataletas, furia de muchos miembros del Centro Democrático que, una vez más, ven llegar a un santista a una posición de importancia”, aseguró la periodista, en la emisión de este miércoles de Caracol Radio.

“Furia” en Centro Democrático por nombramiento de Duque en Mininterior

Quinn mencionó que la arremetida no debe ser contra el ministro Palacios, porque ese nombramiento de Díaz Granados lo hizo “directamente” el presidente Duque.

“Él (Duque) ha querido incluir a las personas por su talento, por sus capacidades, y no por, necesariamente, su filiación política o cercanía con” alguien. “Pero el CD dice que esa debía ser una posición para uno de esos uribistas purasangre”, agregó la periodista.

Medios como La Silla Vacía destacan la trayectoria del nuevo viceministro y dicen que tendrá un gran reto en temas relacionados con la calidad de vida de los campesinos, el manejo de tierras, la restitución y la vivienda rural, entre otros, lo que considera es el “centro del acuerdo rural del proceso de paz”.

Pero Las 2 Orillas menciona que Díaz Granados y su primo “apoyaron la campaña de Duque”, y que gracias a ese respaldo el primero consiguió llegar al Gobierno mientras que el segundo, “logró sostener su representación en el BID en Washington”.

Otro dato que da ese medio sobre el tema es que el llamado a ocupar este cargo en disputa era Hernán Cadavid, militante del partido de Gobierno y “que ha sido el coordinador de la Unidad Legislativa de Álvaro Uribe”.

Por eso, según Quinn, hay “furia y pataletas” en el uribismo.

Esta fue la posesión del ministro Palacios ante el presidente Duque.