“La Junta Médica determinó mantener por 24 horas más la sedación para neuroprotección y posteriormente evaluar respuesta motora”, señala el texto del comunicado del hospital.

Dicen los médicos que paulatinamente le han ido quitando los medicamentos vasoactivos (que ayudan a mantener la presión correcta de la sangre en los diferentes órganos) y que el paciente ha respondido bien a esa acción.

El cuerpo médico del Hospital San Jorge advierte que el estado de Lucas Villa es de pronóstico reservado y prometen que informará sobre cualquier cambio en su estado de salud.

Quién es Lucas Villa y qué le sucedió

El estudiante que durante las protestas saludó a los policías, bailó, cantó y reclamó por el derecho a la vida recibió varios disparos de civiles, que también hirieron a otros dos jóvenes que acompañaban a Villa.

Los colombianos, que en su momento dieron por muerto al líder — estudiante de Ciencias del Deporte y Recreación, en la Universidad Tecnológica de Pereira—, ahora mantienen la esperanza de que joven logre recuperarse pronto.

En el parte médico anterior, este viernes, se descartaba que Lucas Villa tuviera muerte cerebral:

“El paciente está en evolución lenta y aunque hay alto riesgo de complicación, no hay diagnóstico de muerte cerebral” luego del impacto de bala que sufrió en una manifestación, heridas que están siendo atendidas por el cuerpo médico compuesto por neurología, cirugía y la Unidad de Cuidados Intensivos del centro hospitalario.

El paro nacional continúa en varias ciudades de Colombia.