Quienes quieran estar libres de la restricción de movilidad tendrían que pagar $ 4’000.000 millones al año o $ 2’066.000 cada seis meses, según El Tiempo.

Con esta iniciativa, dijo el periódico, la Alcaldía de Bogotá pretende  desincentivar el uso de un segundo carro en los hogares; además, estaría buscando más ingresos para el sector de movilidad.

Así pues, destacó el rotativo, al Distrito llegarían $ 170.000 millones durante el primer año y más de $ 400.000 millones en cinco años, de aplicarse la medida.

La propuesta de la Alcaldía también busca que los carros blindados empiecen a tener pico y placa, dijo El Tiempo. No obstante, también se podrían beneficiar del pago para no tener que someterse a la medida.

Cabe señalar que los vehículos blindados de la Unidad Nacional de Protección, seguirían libres de la restricción, dijo ese medio.

La misma situación ocurre con las camionetas con platón. El diario dijo que estos vehículos, que no tienen restricción, la tendrían, pero también podrán a cogerse al pago.