La ciclista, que en 2018 ganó una medalla de oro en los Juegos Centroamericanos, contó que ya denunció ante la Fiscalía a Robayo, quien fue “sancionado por cuatro años por parte de la Federación Colombiana de Ciclismo por supuestamente suministrar sustancias dopantes a un ciclista”, recordó la emisora.

Chacón indicó a la cadena radial que Robayo empezó a maltratarla física y verbalmente luego de que él cogiera su celular y viera una conversación con un ciclista profesional. Según su relato, desde ahí “empezaron los celos al extremo” por parte de su ex.

La venezolana agregó que decidió denunciarlo porque no aguantaba más golpizas de él. Además, relató la pesadilla que vivió cierto día en el apartamento de él:

“Ese día me golpeó, me agarró del cabello durísimo, me tiró al suelo y empezó a pegarme de una manera [en la] que ninguna mujer debe ser maltratada, y empezó a tirarme toda la ropa y a sacarme del apartamento sabiendo que yo no tengo familia aquí en Colombia”.

La ciclista indicó a W Radio que terminó con heridas en la espalda, las piernas y el rostro.

Robayo también dio su versión de los hechos en la emisora y aseguró que se enfureció al ver una supuesta conversación “comprometedora” entre Chacón y el ciclista profesional que ella mencionó.

El hombre añadió que la echó de su apartamento y que le dio varias semanas para que se fuera, pero, de acuerdo con su versión, ella se negó a hacerlo. Fue por esa razón, según él, que ambos empezaron a pelear, hasta que un día él le sacó todas las cosas de la casa.

El entrenador indicó en la cadena radial que cierto fin de semana la venezolana “se emborrachó” y llegó “enloquecida” a su apartamento, por lo que supuestamente se cayó en el baño. Él argumentó que por esa caída fue que Chacón terminó herida.

Al ser preguntado sobre los rasguños que la ciclista tenía en su espalda, Robayo aseguró que él los produjo en defensa propia. Según él, ella llegó borracha nuevamente al apartamento, dañó la chapa de su habitación y lo amenazó con un cuchillo.

“Yo cogí un cinturón y la manera de defenderme fue con el cinturón, y en una de esas le pegué un cinturonazo en la espalda”, señaló.

Al final de la entrevista, Chacón manifestó que no hubo ninguna conversación “comprometedora”, como lo dijo su ex, y que las situaciones que Robayo contó son mentiras.