Al parecer, según El Espectador, el mantenimiento de la estructura no fue notificado a tiempo a las aerolíneas para que reprogramaran los itinerarios de sus vuelos.

Cerca de 20 vuelos de Avianca y Latam Airlines, destacó el diario, han sufrido las consecuencias de este olvido.

No obstante, la situación sería mucho más delicada de lo que parece, pues obedecería a un tema de fondo, según el rotativo.

El Espectador señala que El Dorado ha venido presentando congestión desde hace varios meses debido a que la torre de control tiene grandes problemas de infraestructura.

El hecho tiene un agravente: dicha torre fue entregada en 2015, recuerda el periódico.

Un audio citado por el El Espectador, pero que no fue revelado por el medio, asegura que, debido a las fuertes lluvias, la torre ha sufrido daños en los ascensores. Esto ha hecho que los controladores aéreos deban subir y bajar la estructura de 84 metros por las escaleras.

Incluso, varios trabajadores del aeropuerto han reportado problemas de salud, señaló el medio.

Ante las constantes quejas, dice el rotativo, la Aerocivil decidió iniciar el proceso de mantenimiento de manera inesperada.

Estas reparaciones en la torre de control, informó La FM, desmienten las versiones iniciales que decían que las demoras se debían al cierre de una de las pistas, por falta de personal.

A través de su cuenta de Twitter, la Aeronáutica Civil reportó el retraso en las operaciones por el mantenimiento de la torre de control, pero dijo que la operación aérea se ha restablecido paulatinamente .