El sobreviviente de coronavirus narró en Noticias Caracol que oír esas palabras fue una de las cosas más impactantes que vivió, mientras padeció el virus.

Los médicos, contó Cuevas, se reunían para saber qué hacer. Fue cuando uno de los profesionales, después de conocer que Cuevas tenía 40 años, dijo:

“Dejémoslo 2 días más, si no evoluciona hay que desconectarlo”.

El entrevistado por el noticiero pasó 28 días hospitalizado, 12 de ellos internado en una unidad de cuidados intensivos de la Fundación Cardio Infantil de Bogotá

Al parecer, su problema de diabetes hizo que el coronavirus —del que se contagió, dice él, después de ir a mercar— lo atacara de una manera mucho más fuerte que a su esposa e hijos, que también resultaron infectados, pero sin síntomas.

Por fortuna, Cuevas se recuperó y fue dado de alta del hospital.

Y es que la situación de las unidades de cuidados intensivos del país está en alerta roja, por la alta ocupación de camas que, temen los galenos, dejaría a muchos pacientes sin atención médica.

Mientras tanto, las autoridades intentan entregar más ventiladores en varios sectores del país, como en Santander y Atlántico, donde el porcentaje de ocupación de camas UCI ya bajó, de acuerdo con Blu Radio.

No obstante, también hay una alerta por la falta de intensivistas.