Mientras al país siguen llegando viajeros con COVID-19, los protocolos en aeropuertos colombianos buscaban garantizar que personas contagiadas no abordaran aviones, pero eso cambiará a partir de la expedición de un nuevo acto administrativo que modifica esas medidas.

La principal de estas modificaciones, anunciada por el ministro de Salud, Fernando Ruiz, durante el programa presidencial de este miércoles, es que para poder viajar ya no se requiere presentar una prueba PCR tomada menos de 96 horas antes de tomar un vuelo, aunque sí deberán seguir reportando si presentaron síntomas de COVID-19 en los últimos 14 días.

Este requisito incluso hizo que un futbolista venezolano no pudiera estar con su selección en el partido contra la Selección Colombia el mes pasado.

La OPS indicó a mediados de octubre que exigir pruebas de COVID-19 al partir o al llegar en avión no solo sería innecesario, sino que también iría contra el Reglamento Sanitario Internacional (RSI), convenio jurídicamente vinculante suscrito por los más de 190 países miembros de la Organización Mundial de la Salud.

De acuerdo con el RSI, el comprobante de vacunación contra la fiebre amarilla es el único documento sanitario que puede requerirse a los viajeros.

Sin pruebas, habrá mayor seguimiento a viajeros y más requisitos durante el vuelo

Ruiz también indicó que habrá otros dos cambios en la reglamentación. El primero es que EPS, aseguradoras y secretarias de Salud harán rastreo de pasajeros que arriben al país, seguimiento al que los pasajeros están obligados a responder.

Por último, el ministro reiteró que el uso de tapabocas será obligatorio durante todo el vuelo y el pasajero deberá llevar algunos de repuesto para reemplazarlos en caso de ser necesario.

Este fue el segmento del programa ‘Prevención y acción’ en el que se mencionaron los cambios: