Las niñas, según la tía de una de las menores, citada por Alerta Tolima, salieron de un centro comercial de Ibagué y fueron a tomar un bus para regresar a casa.

Como los vehículos iban con sobrecupo, ellas prefirieron tomar un taxi, pero solo tenían 6.000 pesos. Cuando pararon el taxi, las menores le indicaron al chofer la cantidad de dinero que tenían y él accedió a llevarlas, dice el medio.

El taxista tomó la avenida de El Salado; después, una de las menores le indicó que debía girar, pero el conductor siguió derecho y empezó a actuar extraño, agregó a la emisora Ondas de Ibagué una hermana.

“El taxista recibió una llamada y mi hermana escuchó cuando él dijo que ya tenía algo para llevar y que ya iba para allá. Ella le dijo que tomara otro camino y el hombre la empezó a gritar y a decirle que no. Siguió derecho y cuando se pasó del lugar donde debía girar, mi hermana le dijo otra vez que por ahí no era y él lo ignoró”, aseguró la familiar, de acuerdo con la radio.

La menor que estaba dando las indicaciones se asustó y abrió una de las puertas del carro, dicen los medios; el conductor se dio cuenta y aseguró la otra; fue cuando una de la niña se lanzó.

Posteriormente, las otras dos niñas aprovecharon que el taxista bajó la velocidad para pasar por un reductor, y también se lanzaron.

Una motociclista que pasaba por el lugar ayudó a las menores, que sufrieron raspones, como los que se ven en el siguiente trino de Alerta Tolima:

La familia de una de las menores intentó interponer la denuncia, pero la tía aseguró que las autoridades dijeron que sin las placas del carro no se podía hacer nada.

La hermana, por su parte, señaló que la Fiscalía no les quiso recibir la denuncia porque no hubo abuso.