Así lo anunció este miércoles el senador Iván Cepeda, declarado víctima en el proceso por presunta manipulación de testigos que se le sigue a Uribe.

Según él, con la tutela interpuesta hace 10 días el también expresidente “buscaba eludir el llamamiento a juicio”, y calificó el recurso como “desesperado”:

El tribunal determinó que la defensa de Álvaro Uribe Vélez no logró demostrar el “daño inminente y grave” que ameritara la intervención de un juez, detalló RCN Radio.

También indicó que el abogado Granados se basó “en aspectos meramente argumentativos e interpretativos” que no acreditaron “el menoscabo de sus derechos al debido proceso, defensa y presunción de inocencia”, añadió ese medio.

Eso sí, también advierte que la situación sería distinta si Uribe continuara cobijado con medida de aseguramiento, la cual ya fue revertida hace varios meses y él se encuentra en libertad.

De esta manera, el proceso penal contra Uribe se mantiene, y quedaría a la espera de que la Fiscalía decida hacer un llamado a juicio o pida archivar la investigación.