Ya desde finales del año pasado se venía ventilando en los mentideros políticos que la renuncia de Carlos Holmes Trujillo al Ministerio de Defensa era inminente para dedicarse de lleno a buscar la candidatura de su partido, el Centro Democrático, a la presidencia de la república.

Trujillo nunca habló de eso públicamente. Se cuidó, y mucho más con los medios de comunicación. Siempre que le preguntaban por una eventual candidatura presidencial, Trujillo evadía el tema con la elocuencia y habilidad discursiva que siempre lo caracterizaron.

Ese cuidado, sin embargo, lo relajó Trujillo con el gobernador de Risaralda, Víctor Manuel Tamayo Vargas, a quien, hace pocas semanas, le confesó que sí se iba a retirar. “Compartimos varias veces, y en su última venida a Pereira al consejo de seguridad, me había manifestado el ánimo de retirarse para aspirar a la presidencia de la república”, le dijo el mandatario seccional a Caracol Radio.

Pero el fallecimiento de Trujillo en la madrugada de este martes truncó de tajo esa idea. El ministro no superó la crisis que le provocó el coronavirus, por la cual había sido internado en el Hospital Militar. El hecho dejó a su familia y a sus allegados sin su ser más querido; al Gobierno, sin su ministro más importante; al país, sin un político capaz y experimentado; y a su partido sin el candidato más adelantado.

De hecho, el expresidente Álvaro Uribe fue uno de los primeros en expresar su dolor en la mañana de este martes, asegurando que la notica le “parte el alma”. En un momento como este, se diría que no es oportuno hablar de política. Pero la carrera por la presidencia en las elecciones de 2022 ya se alista y los aspirantes empiezan a ubicarse en los partidores. Y, en el uribismo, Trujillo era de los que tenían más opción…

Preguntado por Darcy Quin, de Caracol Radio, si veía a Trujillo jugando un papel importante en las próximas elecciones dentro del Centro Democrático, y si lo veía con la posibilidad de ser el candidato del partido que lidera Álvaro Uribe, el embajador de Colombia en Estados Unidos, Francisco Santos, un uribista purasangre, respondió con un rotundo sí.

Sin duda. Sin duda. Él fue precandidato en 2014, después fue candidato a la vicepresidencia con Óscar Iván [Zuluaga] en el 2014; ahora en el 2018 también estuvo en la candidatura, y pues sí, estoy seguro que iba a arrancar la carrera presidencial ahoritica en marzo, y tenía una muy buena opción de ser el candidato del Centro Democrático”, dijo Santos. “Estoy absolutamente seguro que con la trayectoria que deja pues iba a ser un candidato muy, muy fuerte”.

El presidente Iván Duque contó en Noticias Caracol que Trujillo le expresó también “que muchas personas le estaban pidiendo que diera ese paso”. El presidente aseguró que siempre le dijo a su ministro que respetaría la decisión que tomara. “Pero también él tenía en gran parte de su corazón el deseo de seguir avanzando hacia los resultados en materia de seguridad”.

“No sé cuál era la decisión que pensaba tomar”, agregó el presidente. “Pero no tengo duda de que, si hubiera tomado esa decisión, era una persona con el talento, con las condiciones, con el talante, con la trayectoria, con la fuerza moral y ética para hacer una aspiración [a la presidencia], porque Carlos Holmes Trujillo tenía todo para ser una gran presidente de Colombia”.

Otro que habló de las posibilidades de Trujillo, fue el expresidente Ernesto Samper Pizano. “Creo que tenía todas las condiciones para haber sido un magnífico aspirante a la presidencia”, dijo en Blu Radio. “Era un caballero en la política. No era una persona de malos modales, de insultos, de chismes. Eso fue lo que distinguió a Trujillo durante toda su vida”.

Una de las figuras destacadas del uribismo, la senadora María Fernanda Cabal, ya había confirmado en una entrevista con Pulzo que Trujillo competiría por la candidatura de su partido. “En la lista del Centro Democrático veo a Rafael Nieto, a Carlos Holmes, a María del Rosario Guerra, a Paloma Valencia, Paola Holguín”.

Por sus cualidades, la figura de Trujillo era muy importante para el uribismo. Tenía posibilidades para ganar la competencia interna en esa colectividad política, y la consulta que se planea para escoger un candidato único de la coalición de centro derecha. Ahora hay que repensarlo todo. El tiempo se acaba, la campaña está en marcha, las elecciones se aproximan, y el uribismo perdió un miembro muy preparado y experimentado, una figura más que clave…

Esta es la entrevista de María Fernanda Cabal con Pulzo, en la que habla de Carlos Holmes Trujillo: