“Hágale, hágale a ver. Hágale”, le dice el agente de tránsito, mientras que la ciudadana, muy alterada, batía el arma de un lado para otro queriendo intimidar al uniformado.

A su lado, otra dama trata de tranquilizarla para que guarde el cuchillo y no vaya a cometer una locura, pues están en una de las calles del barrio Cádiz y hay personas observando. Y grabando.

En ese momento, otro guarda se acerca para proteger a su compañero, ya que la mujer se muestra bastante agresiva y todo porque le exigieron que presentara los documentos que se necesitan para andar en moto por estos días de pandemia: cédula, papeles del vehículo y estar dentro de las excepciones de la cuarentena.

“¡Nooo, qué está haciendo, Flor! Suelte eso, suelte eso… no ve que el señor está grabando ahí”, le aconseja la acompañante.

La infractora guarda el arma sabiendo que cometió algo ilegal y que quedó registrada, —y que el video, fijo, va para las redes — y se acogió al requerimiento que le hicieron los agentes en Ibagué (Tolima).

Luego de que este video generara todo tipo de comentarios sobre el comportamiento alevoso de la dama, y de la curiosidad de algunos por saber qué habían visto los agentes como para detener a la conductora, Ondas de Ibagué dijo que se conoció el reporte del agente y que allí dice, entre otras cosas, que la mujer se llama Flor, que lo raro es que encendió la moto con llave y al mismo tiempo “manipuló los cables de encendido”, y que ya le había pegado con la moto en las piernas al agente.

Además, y eso también es muy delicado, que la mujer muy amablemente presentó licencia y cédula, pero que al verificar en el sistema se comprobó que “nunca ha obtenido la licencia”. En vez de ponerse a pelear con ella, el agente prefirió sacar la comparendera y le aplicó las sanciones respectivas.