Elizabeth Serna, mujer que se desempeña como lideresa social del Distrito de Aguablanca, en Cali, denunció un supuesto caso de abuso de autoridad en el que un grupo de uniformados la golpearon a ella y a sus familiares.

Según indicó en Noticias Caracol, los hechos ocurrieron en el barrio Laureano Gómez, a donde este grupo de policías llegaron con insultos y agresiones verbales contra uno de sus hijos, a quien ya estaba requisando.

En el procedimiento se metió su otro hijo, un menor de edad de 17 años a quien golpearon. Fue en ese momento cuando se desató la acalorada situación.

“Cuando veo que le están pegando a mi hijo me meto y un policía me pegó en la cara con el cañón de la pistola”, relató la lideresa reconocida en la comuna 15.

A ella le provocaron una herida en su mentón, pero el que llevó la peor parte fue su hermano de 38 años, a quien, dice ella, los uniformados golpearon en varias oportunidades dejándole graves secuelas.

“Varios policías le pegaron a patadas y con un palo y le fracturan 4 costillas y le desprendieron el pulmón derecho“, dijo Elizabeth.

Respuesta de la Policía por este presunto caso de abuso policial

El coronel Guillen Amaya, subcomandante de la Policía Metropolitana de Cali reconoció que ya tienen conocimiento de este caso, pero no reveló la identidad de los uniformados ni qué pasó con ellos.

Él aseguró que empezaron las investigación “para determinar la responsabilidad de las dos partes en estos hechos, tomando las declaraciones de los civiles y de los policías”.