Durante la noche del sábado, un grupo de ciudadanos golpearon con patadas, puños, bicicletas y hasta con armas blancas a un hombre que habría matado a una mujer con un corte en el cuello durante un intento de hurto, dicen los vecinos.

El hecho sucedió en una de las calles del barrio Lisboa, en la localidad de Suba (Bogotá) y fueron los demás habitantes del sector quienes grabaron la golpiza a la que fue sometido este supuesto ladrón, quien solo se cubría la cabeza ante los inclementes golpes de los ciudadanos.

La mujer asesinada fue identificada como Heidy Martínez y vivía en ese sector junto a sus dos hijos, quienes no estaban con ella en el momento de su fallecimiento.

Aunque no se conoce el dictamen de medicina legal sobre las causas de la muerte de la mujer, los habitantes contaron cómo fue el ataque que le quitó la vida.

“La robaron, le quitaron su celular y le propinaron unas heridas en el cuello que fueron mortales. Se sabe que son ciudadanos venezolanos y uno se escapó”, dijo en CityTV una joven que vive por la zona.

Fueron sus gritos fueron los que llamaron la atención de los demás residentes del sector, razón por la que un grupo de hombres logró capturar a uno de los supuestos atracadores y golpearlo por varios minutos.

Lo lincharon, le pegaron con una bicicleta y lo hirieron con un cuchillo por la espalda. Él fue el único al que agarraron y como 10 minutos después llegó la Policía y se lo llevó”, aseguró en Noticias Caracol una vecina del sector.

Aunque no hay imágenes del momento en el que este supuesto ladrón le quitó la vida a una mujer, otros vecinos del sector sí grabaron la golpiza con la que sometieron a este hombre.

Policía dice que no fue un robo

La respuesta de las autoridades sobre este hecho fue dada por el coronel Nelson Quiñones, subcomandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, quien informó que las versiones iniciales descartan un hurto.

“Aclaramos que no se presentó un hurto, de acuerdo a las primeras averiguaciones que han hecho los investigadores. Estas personas tienen antecedentes. Tanto la víctima como el menor capturado tienen antecedentes por diferentes delitos”, dijo.

Además de los videos grabados por la comunidad, la investigación también tomará en cuenta las cámaras de seguridad de la zona y así determinar qué fue lo que pasó.