Desconocidos asesinaron a tiros a 3 personas en un paraje rural del municipio de Jamundí, localizado en el sur del Valle del Cauca, dentro del Área metropolitana de Cali, informaron este domingo las autoridades locales.

El alcalde de Jamundí, Andrés Felipe Ramírez, confirmó que “tres personas han sido asesinadas en Villa Colombia”, un caserío que forma parte de ese municipio y que está ubicado en una zona montañosa.

“Sobre la situación, descartamos que haya sido incursión armada y que las víctimas se desplazaran en vehículo”, precisó el funcionario en Twitter y agregó que esperan más información de la Policía y del Ejército, que acuden al lugar del crimen.

Ramírez pidió al presidente, Iván Duque, que en su municipio hay “gente que quiere otra forma de vida”, en referencia a que esa es una zona que ha estado marcada por el conflicto armado desde hace décadas.


La Oficina del alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (ACNUDH) documentó, entre enero y el 22 de febrero, 6 masacres, con 21 víctimas, incluidas 2 menores de edad, y está verificando otras 5 más.

Por su parte, organizaciones como Indepaz contabilizan en lo que va del año 23 masacres, entre las que incluye este crimen y el perpetrado el sábado en Cartago, también en el Valle, donde fueron asesinadas 4 personas en cercanías de una plaza de mercado.

Denuncian asesinato de guardia indígena en Cauca

La violencia que hay en la región que forman los departamentos de Valle del Cauca y de Cauca también se cobró la vida de un guardia indígena, según denunciaron este domingo líderes comunitarios.

“Acaban de asesinar a un guardia indígena en Toribio, Cauca. Se trata de Ramiro Ascue Yule, de 35 años de edad”, denunció en Twitter el senador Feliciano Valencia, del Movimiento Alternativo Indígena y Social (MAIS).

Este crimen ocurre 5 días después de que el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), denunciara que las comunidades de ese departamento recibieron un panfleto amenazante de una disidencia de las Farc autodenominada Columna Móvil Dagoberto Ramos en el que les advierten que deben salir de la región.

Violencia creciente en Cauca: 2.000 desplazados en Argelia

Entre tanto más de 2.000 personas han abandonado el pueblo de El Plateado, en el municipio de Argelia (Cauca), por enfrentamientos entre grupos armados ilegales que suceden desde el viernes pasado, informó la Defensoría del Pueblo.

Además de estos enfrentamientos, el viernes pasado 43 personas resultaron heridas por la explosión de un carro bomba frente a la Alcaldía de Corinto, Cauca, y las autoridades acusan del ataque a la denominada Columna Móvil Dagoberto Ramos.

En el Cauca tienen presencia grupos narcotraficantes, disidencias de las Farc y la guerrilla del Eln, que se disputan varias regiones para dedicarlo a cultivos ilícitos de coca y marihuana, así como a la minería ilegal, en una zona que también es un corredor clave para el movimiento de mercancías ilegales.