El caso fue recogido por el periodista Francisco Romero, ‘Pacho Alerta‘, en su Twitter, donde recordó que ese episodio ocurrió hace unos 10 años en el norte de Bogotá, en un conjunto residencial del sector de Mazurén.

En aquella oportunidad, Jeison Javier Fonseca Borda asesinó a Miguel Ángel Guerrero Vargas, que tenía 16 años y 10 meses para la fecha de los hechos.

En su publicación, el director de Alerta Bogotá publicó parte del documento emitido desde la Corte Suprema de Justicia en el que se resuelve reducir la condena del sentenciado.

El alto tribunal argumenta en la ponencia que el procesado “tiene derecho a la rebaja de pena de una tercera parte por haberse allanado a los cargos desde la audiencia preparatoria”.

En ese sentido, a Fonseca Borda se le aplicará una pena de once 11 años, 6 meses y 18 días de prisión como responsable del delito de homicidio simple. Es una rebaja bastante significativa, pues la pena de primera instancia fue de 400 meses (unos 33 años de cárcel).

Esa condena, durante el proceso penal, ha ido disminuyendo, pues la misma ponencia recuerda que se había hecho una “dosificación de la pena” y había alcanzado a ser de 208 meses de prisión, cerca de 17 años.

Asesinato del menor de edad

Alerta Bogotá recuerda que el caso sucedió el 13 de febrero de 2011, en la madrugada, en el apartamento donde vivía Jeison Javier Fonseca Borda.

Allí, estaban en una reunión y luego llegaron otros muchachos, entre los que se encontraba la víctima menor de edad, ofreciéndoles cigarrillos y licor. En el intercambio hubo un cruce entre ambos grupos y el menor de edad golpeó a uno de los jóvenes.

Ante esa situación, Jeison Javier Fonseca se despertó y fue en busca de los agresores. Cuando los encontró, anotó la emisora popular, sacó un cuchillo, se lo clavó al adolescente el tórax y huyó corriendo por las escaleras.