La información que entregó el medio Korraleja, en Twitter, es que la mujer “fue asesinada de varios impactos de bala” en el barrio Luis Carlos Galán, en Corozal (Sucre), y recordó que la víctima era conocida como ‘La gata verdolaga’ en sus redes sociales.

El Universal agregó que los asesinos eran dos hombres que se movilizaban en una motocicleta, y que el parrillero se acercó a ella y le disparó en al menos seis oportunidades aprovechando que estaba sentada en una silla.

Los dos atacantes huyeron sin que las patrullas de Policía lograran ubicarlos, y el medio cartagenero dijo que la joven fue llevada hasta un hospital con heridas de gravedad por impactos en el tórax, en el brazo izquierdo y en una de sus piernas.

La mujer “ya no tenía signos vitales” cuando fue ingresada de urgencias al Hospital Nuestra Señora de las Mercedes, y los dos medios coinciden en que las autoridades están investigando quién y por qué se cometió este crimen.

Caso de mujer que decapitó lechuza provocó rechazo y una investigación en su contra

Lo cierto, por ahora, es que Mileydis Aldana Herazo era conocida por un aberrante caso de maltrato animal que ocurrió a mediados de 2020, cuando se grabó en video sacrificando a una lechuza y luego lo publicó en su cuenta de Facebook.

Medios que describieron las imágenes de la grabación, que fue eliminada poco después por la señalada maltratadora, aseguraron que allí se veía cuando ‘La gata verdolaga’ posaba desafiante con la lechuza, y que luego de decapitarla se mostraba en fotos “sonriente con la cabeza del animal muerto” y el resto del cuerpo.

El caso llevó a que usuarios en redes criticaran a la mujer y que la Fiscalía General anunciara una investigación por maltrato animal que podría darle entre 12 y 26 meses de cárcel.

De hecho, ‘La mata lechuzas’, como la apodaron, fue capturada en su casa en Sucre y llevada hasta la estación de Policía de Corozal para iniciar el proceso.

Por el momento no se conoce qué motivó el atentado contra Mileydis Aldana, pero estas fotos se hicieron virales en su momento y despertaron la indignación.