El mayor Luis Alfonso Torres Lozada y los sargentos Luis Francisco Rodríguez e Iván Camilo Rodríguez Mejía habrían utilizado nombres de supuestos informantes, que nunca entregaron datos y tampoco recibieron el dinero, según la Fiscalía, citada por  Caracol Radio.

Por eso, un juez de control de garantías de Medellín cobijó con medida de aseguramiento en un centro penitenciario a los señalados por, presuntamente, cometer los delitos de falsedad ideológica en documento público, peculado por apropiación, fraude procesal y falsedad en documento privado, informó CM&.

La medida se tomó luego de que el Ejército notara anomalías administrativas y pidiera a la Fiscalía que iniciara la respectiva investigación, según el general Juan Carlos Ramírez, comandante de la Séptima División del Ejército, consultado por Caracol Radio.

Ninguno de los uniformados aceptó los cargos, dijo la cadena radial.