Medios como Vanguardia aseguran que la víctima de la salvaje agresión fue Ronald Antonio Córdoba, un hombre de 40 años al que le propinaron un machetazo en su mano derecha en vía pública del barrio San Francisco, el martes pasado.

De acuerdo con la versión que el ciudadano extranjero les entregó a las autoridades, y que recoge ese diario, la pelea se desató “luego de que lanzara piropos a una mujer” que era la compañera sentimental del atacante, al que conocen con el alias de ‘Chino’.

Parte de la situación quedó registrada en un video aficionado, y allí se observa cuando varias personas salen de sus viviendas para auxiliar al herido que permanece agachado en el andén.

El hombre fue trasladado a un hospital y las autoridades recogieron la mano y se la entregaron a los médicos, que de inmediato se dieron a la heroica tarea de reimplantársela.

Fue este viernes cuando se conoció, por un reportaje de Semana, que un grupo de siete médicos del Hospital Universitario de Santander se le midieron a la compleja cirugía, y que 14 horas después la culminaron de forma satisfactoria.

La cirujana Genny Meléndez explicó, a ese medio, que como la herida se produjo por un corte fino eso favoreció el trabajo, pues la parte de la mano quedó intacta y no como cuando se produce un accidente en una máquina o molino.

“La lesión se realizó con un arma blanca que hizo un corte nítido, en este caso fue con un machete, entonces procedimos a reimplantar el segmento amputado […] la cirugía de reimplante consiste en conectar los huesos, los tendones, las venas, las arterias y los nervios para que la mano no solamente vuelva a tener vida sino para que funcione”, comentó la especialista.

Los médicos creen que el proceso de recuperación pueda tomar poco más de un año, pero advierten que todo dependerá “de la actitud del paciente para rehabilitarse”.