Luego de contar en Blu Radio que fue obligada a dormir en un sofá, a hacer el aseo general de todo el edificio, a comer en un sótano (sin derecho a salir para ir a su casa),  y que tras del hecho la despidieron cuando una ambulancia la tuvo que recoger porque se enfermó, muchas personas le ofrecieron trabajo a Fonseca.

Fue el periodista Néstor Morales, quien entrevistó a la afectada, el que recibió las propuestas de los ciudadanos que se conmovieron e indignaron con la historia de la vigilante.

“Doña, Edy.  Acá estoy recibiendo muchos mensajes de personas, entre otras cosas, que quieren ofrecerle trabajo. […] Que nos llamen a nosotros, a Blu Radio, y yo hago la vuelta”, se comprometió Morales, pues Fonseca prefirió no dar su teléfono públicamente.

Entre lágrimas, la entrevistada agradeció el buen gesto a la ciudadanía, luego de haber pasado por un mes de humillaciones, que el también periodista de la emisora Felipe Zuleta calificó como “esclavitud”.

“Eso es esclavitud. Lo que acabamos de oír es el testimonio de una esclava”, reprochó Zuleta.

El panelista de la frecuencia radial Aurelio Suárez también anunció que un empresario lo contactó para ofrecerle trabajo a Fonseca.

La emisora se comprometió en hacerle llegar las ofertas a la mujer,que solo quiere volver a trabajar y olvidar el inhumano episodio del que fue víctima.

Fonseca ya tiene un representante legal que llevará a la justicia este indignante caso de abuso laboral.