“Contratan algunos especialistas, pero, como el volumen de la consulta es tan alto, entonces al especialista le ponen 3 o 2 médicos generales, al tiempo se hacen, por ejemplo, en el caso de dos médicos generales 3 consultas, se citan al tiempo, cada consulta tiene una duración de 20 minutos y se hace de forma simultánea”, dijo la médico especialista Adriana Motta, citada por Blu Radio.

Y continuó: “Una (consulta) la atiende el especialista y las otras dos los médicos generales; estos se lo comentan al especialista y el especialista lo avala con su firma y en la fórmula médica y en la historia clínica”; y remata: “Es perverso porque no hay un médico especialista que pueda ver en profundidad a ese paciente”, publica la emisora.

En un comunicado, la entidad que hace la denuncia expresa lo siguiente: “La Personería de Bogotá encontró que la prestación del servicio de consulta médica especializada bajo la modalidad de ‘asistida’, en las Subredes Integrales de Servicios de Salud (SISS) Sur Occidente y Norte, es realizada por médicos generales, procedimiento que infringe las normas del Sistema General de Seguridad Social en Salud y podría ir en contra de la salud de los pacientes”.

En otro aparte de la comunicación, el texto reza: “Las normas de talento humano en salud vigente prohíben llevar a cabo actividades en atención en salud o ejercer competencias por profesionales que no estén autorizados, lo cual vendría presentándose en la práctica, al ser los médicos generales los que atienden consultas médicas especializadas”.

La Personería hizo un llamado a las SISS, la Secretaría de Salud y el Ministerio de Salud a que se implementen programas que permitan contar con más especialistas, que cumplan a cabalidad con las normas vigentes.