La razón es que las URI de la Fiscalía de Barranquilla, ciudad donde se llevó la audiencia contra Marín, tienen hacinamiento, según Blu Radio. Las cárceles provisionales tienen capacidad para 120 personas, pero hay cerca de 250.

De todas maneras, Marín, que aceptó que dispuso de 100 millones de pesos para que el testigo estrella del ‘Carrusel de la contratación’, Emilio Tapia, no lo nombrara por presunto lavado de activos en ese caso, no pasará ni un día de cárcel, pues por su “arrepentimiento” el juez le concedió casa por cárcel, aseguró la emisora.

Así entonces, este lunes, el confeso corrupto, que fue embajador en Malasia en el gobierno de Andrés Pastrana y en Venezuela en el de Álvaro Uribe, será presentado ante el Inpec para que se haga efectivo su detención domiciliaria, indicó el medio.

Por el delito de soborno, según Blu Radio, Marín podría ser condenado a 6 años de prisión, pero si llega a un acuerdo con la justicia, pagaría la mitad (3 años), por lo que puede pedir la casa por cárcel, explicó la emisora.

Marín fue detenido en Bogotá, luego de que a través de su abogado, Richard Harris, intentara sobornar a Tapia, según la investigación de la Fiscalía, citada por Caracol Radio.

El exembajador le dio 100 millones de pesos a Harris, pero este se apropió de 50 millones de pesos, le dio 30 millones de pesos a un tercero y le ofreció 20 millones de pesos a Tapia, que no aceptó, dijo la cadena radial.

El abogado también aceptó cargos, señaló el medio.