La Policía de Medellín, citada por Noticias Caracol, indicó que alias ‘Yostin’ es el hijo de alias ‘Mono Pepe’, uno de los hombres más buscados de Medellín por ser el cabecilla de un grupo delincuencial llamado ‘La raya’.

Este martes, las autoridades revelaron más detalles de la captura de alias ‘Yostin’, el presunto sicario que habría asesinado al policía Mario Andrés Vallejo.

Según la Policía, el asesino habría cometido el crimen mientras el uniformado intentaba evitar un atraco en la capital de Antioquia.

Después de presuntamente cometer el delito, el individuo se disfrazó de mujer y escapó rumbo a Cartagena con su novia. En esa ciudad, también salía a la calle vestido como mujer y buscando engañar a las autoridades.

“Al sujeto le gusta vestirse de mujer, le gusta pintarse los ojos, colocarse peluca y usar ‘leggins’ para parecer una jovencita”, indicó un investigador de la Policía, en diálogo con ese canal.

El trabajo de la Policía permitió la captura del sujeto en el barrio Caracoles, en la capital del Bolívar. Por alias ‘Yostin’ se ofrecía una recompensa de 100 millones de pesos, mientras que por su papá se ofrecen 22 millones de pesos.

Medellín: en otro caso, un hombre fue secuestrado y su jefe fue extorsionado

El Gaula de la Policía alertó del engaño que usaron varios delincuentes para retener al empleado de una empresa en Medellín, al que hicieron viajar hasta Chocó.

La artimaña consiste, según las autoridades, en que los extorsionistas contactaron a la empresa para que enviara a uno de sus trabajadores para ejecutar una obra en Quibdó (Chocó), y cuando el trabajador llegó allí lo recogieron unos supuestos ingenieros y lo subieron a un taxi.

El general Fabián Cárdenas, director del Gaula de la Policía, explicó en Noticias Caracol que cuando iban en camino hacia la supuesta obra, cuatro hombres en motos interceptaron el taxi y se llevaron al empleado.

Al hombre lo retuvieron en una casa y luego contactaron a su jefe y a su familia, a los que les exigieron 100 millones de pesos a cambio de liberarlo.

El noticiero publicó parte de una conversación en la que los delincuentes amenazan al empresario para que pague el dinero, y ante la demora le mandan un video donde le ponen un arma en la cabeza al retenido.