La mujer contó, por medio de un video, que los hechos se registraron el pasado viernes 18 de septiembre cuando el joven se desplazaba junto con un amigo hacia el casco urbano del corregimiento La Fortuna, en Santander, sobre las 10 de la noche, y que al cruzar cerca de la base militar La Lizama fueron atacados presuntamente por varios soldados.

“Cuando él intento regresarse, lo cogieron y se le lanzaron encima. Y salieron otros dos, y uno de ellos me lo golpeó con un fusil en la cabeza. Los paramédicos lo analizaron y dijeron que tocaba echarlo para la clínica, porque tenía una herida muy grave, mortal. Y mi hijo se encuentra en cuidados intensivos”, aseguró la madre, según video que publicó la ONG Diakonia, y que difundió el Canal Telepetróleo en Facebook.

Un testigo, al que identifican como José, contó que el menor “no quería pasar por enfrente” de los uniformados, y que “otros soldados que estaban escondidos salieron, por detrás, y lo golpearon fuertemente con la parte metálica del fusil, y le rajaron la cabeza”.

En imágenes que difundió el medio local se aprecia que el menor, José Jaramillo, permanece en un hospital con lesiones en varias partes de su cuerpo, pero la más grave, quizá, es la que se le alcanza a observar en la cabeza.

La madre del menor y un habitante de la población se unieron para pedirle al Ejército que investigue lo que sucedió, pues dicen que al parecer había un retén a esa hora pero “sin conos, sin chalecos y sin letreros”.

“Eso es un retén fantasma, como estilo guerrillero, y no nos sentimos conformes ni seguros”, agregó un habitante de la zona, que pidió aclarar la situación “para que la gente no le pierda la confianza al Ejército Nacional”.

Si bien Telepetróleo dijo que no fue posible obtener respuesta por parte del Ejército, Blu Radio informó que en comunicación con la Quinta Brigada la respuesta que encontró fue que ya se abrió una investigación. Sin embargo, la emisora dijo que los militares “aseguran que no hubo agresión”.

“Lo que conocemos, por ahora, es que se habría tratado de un accidente de tránsito: el muchacho iba en una motocicleta y se habría golpeado muy fuerte por caer a la carretera tras pasar sobre los elementos de seguridad que están puestos en la base militar”, fue la explicación que, según la frecuencia, entregaron desde la Brigada.

En esta base militar fue en donde le dispararon y mataron a un menor, de 16 años, en julio de 2019.

Estas son las denuncias de la madre y del testigo.

Lo que pasó con Juliana Giraldo y soldados del Ejército, en Cauca

El Ejército espera que se establezca qué sucedió aquella noche con el menor, pues este caso se conoce justo cuando la institución está en el ojo del huracán por la muerte de Juliana Giraldo, en Cauca, que fue impactada en la cabeza por un proyectil que disparó un soldado.

Aunque se habló de que los hechos también se presentaron en un retén, en Miranda, el esposo de Juliana aseguró que en la zona “no había conos ni señalización” que indicaran la presencia de un puesto de control.

Este video resume el caso de Juliana Giraldo.